CUANTO SABEMOS Y CUANTO CREEMOS SABER

CUANTO SABEMOS Y CUANTO CREEMOS SABER

Por  Ernesto Pinto Bazurco Rittler

La tragedia  del relativismo actual, que esconde
la verdad y acrecienta la fantasia. es un  obstaculo para diferenciar lo principal
de lo accesorio.Que es,  en suma,  la  actividad de la
inteligencia que distinge al Ser Humano de otras categorias zoologicas.Hoy hay
muchos que buscan  encontrar la felicidad en un mundo artificial, al que
denominan virtual

En el mundo real – que esconde tambien secretos – las
ultimas informaciones  sobre el espionaje y apropiacion secreta de datos,
nos obligan  a  realizar un analisis que vaya mas alla  de
una oportuna especulacion Hay irritacion ante el hecho de que quien tiene
los medios  economicos, o el poder, puede contratar a espacialistas
en  hurto informatico Pero  una reflexion mas profunda nos  debe
llevar  mucho mas alla  de este merco hecho y preguntarnos  que
es lo que propicia estas actividades llamadas  secretas  por no usar
la  denominacion de ilegales. La respuesta esta indudablemente  en la
utilidad de lo sustraido, es decir el para que se usa  la informacion.
Puede tener un fin de proteger a la sociedad de la delincuencia, pero tambien
propositos ilicitos

Es comun escuchar   opiniones sobre lasustraccion de datos. Pero lo  mas grave esta en que no se trata solo de
meros datos,  sino tambien de conocimientos. Es decir de informacion
mas elaborada. Asi , por ejemplo, se puede sustraer y comercializar
un manuscrito sobre una novela historica, que es producto del trabajo de varios
anos de investigacion.

Estas nuevas formas de
comunicación y intercambio de información internacional sin mayor control
carece de normas globales que protejan la privacidad y la propiedad privada.
Las unicas normas existentes son nacionales y muchas veces anticuadas, lo que
permite una cierta anarquía aprovechada por etidades de doble fachada.

A la falta de seguridad juridica se suma la carencia
de censura.Uno de las asportes mas interesantes de la filosofia es  su
critica. No por gusto Kant titula sus obras anteponiendo la palabra
“critica”. No obstante la Filosofia, que es la ciencia que estudia la
doctrina de la verdad absoluta,se circunscribe a una minoria  de
itelectuales.

La critica pura es sustituida por la protesta, que
generalmente muestra inconformidad, pero no un aporte  de argumentos que
sustituye o mejore lo que se rechaza.

Es precisamente esto lo que hace falta en estos dias
en el que la velocidad de las comunicaciones aporta un cumulo de informacion.
Esta  misma cantidad no nos  permite, en muchas oportunidades,
tomarnos el tiempo para  el razonamiento. Asi hay muchos que protestan y
pocos que critican, es decir que aportan algo nuevo.

Llama la atencion que en el lenguaje coloquial los
jovenes peruanos inician una frase con ” Dicen que…”. y en los mas
adultos se repite  el ” digamos”, lo que evidencia en
ambos casos la carencia de una opinion propia

La saturacion de informacion- licita o no-  lleva
a la mera repeticion, sin pasar por la reflexion sobre la veracidad o utilidad
misma de la informacion. Y menos aun sobre la intencion  con la que se
difunde algunas ideas elaboradas sistematicamente. Esto le da una gran ventaja
a la propaganda por la que un grupo interesado hace creen a  otros lo que
interesa a ese  mismo grupo  con un proposito predeterminado. Pero,
en definitiva, toto ello no ayuda al desarrollo de una sociedad, la que solo
sera competitiva, si logra destacar, con ideas inovadoras y utiles,  en el
mundo de los conicimientos y de competencia hasta en  los secretos.

 

This entry was posted in Articles/Artículos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *